María Santísima de las lágrimas

En la primera subida como hermandad del Sto. Vía-Crucis a la ermita de S. Miguel la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores que se veneraba en la iglesia de S. Bartolomé, tras el encuentro con el Nazareno en Plaza Larga, continuó el camino de la Amargura hasta el Calvario granadino del Aceituno.

La imagen de la dolorosa, anónima de finales del siglo XIX, recuerda otras realizadas por el escultor granadino Navas Parejo, pelo tallado, de mirada frontal y manos entrelazadas pero con posibilidad de separarlas.

La subida al cerro de S. Miguel la efectuó hasta el año 1.951 en que fue suprimido el Vía-Crucis de la madrugada del Viernes Santo por el Arzobispo de Granada a instancias del propio consiliario de la hermandad y párroco del Salvador D. Miguel Peinado que aducía conductas inapropiadas por la muchedumbre que congregaba el piadoso acto.

En los desfiles procesionales por el centro de la ciudad la hermandad fue acompañada por diferentes imágenes marianas, desde la Soledad de Santa Paula (ahora de San Jerónimo) pasando por Ntra. Sra. de la Esperanza y María Stma. de la Aurora en los inicios (como rama de nuestra Hdad.) de su propia cofradía.

Tras la “independencia” de la Hdad. de la Virgen de la Aurora, la cofradía busca un paso propio de Virgen. En 1954 se estrena el estandarte de Virgen, obra de Rafael Revelles, y el paso de palio construido por los hermanos mayores honorarios, la Fábrica de Pólvora del Fargue. La imagen elegida es la Virgen de los Dolores del convento de la Piedad titulada ahora como de las Lágrimas, que acompañará a la hermandad los martes santos hasta fines de la década los setenta. En esas fechas un grupo de hermanos “redescubren” en San Bartolomé la imagen de la Virgen bajándola a la Catedral recibiendo ahora el nombre titular de la cofradía.

Desde entonces y salvo el año 1990, procesiona ininterrumpidamente hasta que se sustituye por Ntra. Sra. de los Reyes el año 2000, recibiendo desde entonces culto interno.

En 2015 es restaurada por Dª María del Carmen González Victoria, cambiándosele el candelero y eliminando repintes volviéndola a su estado original, siendo repuesta al culto el 12 de diciembre de ese año.

En 2016, dentro de los Actos celebrados con motivo del primer centenario de la hermandad, vuelve a salir a las calles de Granada subiendo a la iglesia de Ntro. Salvador templo donde se erigió en sus orígenes la cofradía.

Según la reglas de la hermandad, se celebran solemnes cultos en su honor en el mes de setiembre.